Esta es una ruta espectacular donde encontramos zonas arqueológicas, ríos donde practicar el cañonismo, o simplemente nadar, impresionantes sótanos, místicas cuevas, miradores con vistas panorámicas increíbles.

 

Esta ruta es la preferida para los amantes de la espeleología o el espeleísmo ya que incluyen a uno de los tiros más profundos catalogado como el cuarto en el mundo, y el ya clásico Popocatl sensacional sótano con una cascada al interior de la montaña con un pequeño lago y río subterráneo.

 

 

 

 

ATEMPA

 

A los pies de impresionantes acantilados encontramos la comunidad de Atempa.

 

Los ríos de Atempa estan llenos de bonitos lugares para disfrutar de un día agradable en la frescura de las corrientes de agua transparente.

 

Podemos disfrutar de platillos consistentes en picaditas y pescados cultivados por los habitantes del lugar.

 

 

TZONCOTZIN

 

El Tecuapa, Alto cerro que en la cima acoge a unas ruinas arqueológicas prehispánicas,antiguo centro ceremonial, donde se encuentran aun vestigios de construcciones de pirámides, el Instituto Nacional de Antropología e Historia y las autoridades correspondientes no le dan la importancia a este sitio, por lo que poco a poco se deteriora, y terminará por desaparecer.

 

Un Lugar en una de las cimas más altas de la Sierra, desde el cual se aprecia todas las posibles rutas para el acceso a Zongolica, por lo que la convierte en un lugar estratégico militarmente para los habitantes de esta ciudad.

 

 

 

 

AHUIHUITZCAPA

 

Un abismo vertical con una enorme boca de 45 metros de diámetro y 465 de profundidad, cuenta con un tiro inicial de doscientos metros en el cual se forma una cascada en época lluviosa, posteriormente se encuentran 3 descensos más de 60, 40 y 30 metros y en desnivel se alcanzan los 465 metros hasta el fondo haciendo de éste una importante exploración.

CHOAPA

En la comunidad de Choapa, se encuentran una serie de formaciones naturales que brindan caprichosas paredes al cause del río, paredes que parece fueran construídas por los hombres, unas verdaderas piscinas rectas. El río drena un pequeño territorio pero dada la gran pluviosidad de la zona, alcanza una caudal considerable que se mantiene constante durante todo el año. Las diferencias de nivel dieron lugar a numerosos saltos y cascadas, que podrían ser muchas más de no ser por el suelo calizo, por el cual se filtran cantidades inmensas de agua que forman de ese modo una completa red de cavernas, es precisamente la roca caliza la que le da a las aguas su color azul verdoso.

 

 

TOMASA QUIAHUA

En la comunidad de San José Independencia se localiza el sótano de Tomasa Quiahua, le dieron ese nombre que es de una mujer indígena que perdió la vida en ese lugar, al caer a la abertura conocida como sótano, el cual tiene un tiro libre de 375 metros, lo que lo coloca como el cuarto lugar entre los tiros más profundos de América.

 

Posteriormente el espeleólogo francés Phillipe Ackermann y su grupo rescataron los restos de la infeliz mujer, a petición de los habitantes del lugar.

 

MIRADOR DE TEOCOTLA

 

En la parte más alta de la última montaña de la Sierra, se encuentra este mirador desde el cual puede observar el corredor Córdoba, Fortín, Yanga, Cuitlahuac hasta el puerto de Veracruz en días o noches claras. un verdadero espectáculo.

 

LOS TZIMPILES

 

Una pequeña caverna en la cual la comunidad de Palenque hace la ceremonia del Xochitlalis que es un rito prehispánico que se celebra año con año el primer viernes de marzo, este rito se celebra en la cueva, y es para dar gracias a la madre tierra de los favores recibidos y se pide por el año nuevo que comienza, el año nuevo azteca.

 

Además en la comunidad se realizan diferentes eventos como el “Uárhukua”, o juego de pelota encendida.

 

Esta disciplina deportiva con antecedentes milenarios, continúa vigente entre las comunidades purhépechas, y fue adoptado por esta comunidad en la sierra de Zongolica, las fuentes orales fundamentan gran parte de la historia, relacionada con la práctica y desarrollo del juego, ellas refieren que en sus inicios se practicaba comunidad a comunidad; se le nombraba de diversas formas, las reglas se acordaban antes de empezar a jugar, la pelota se colocaba entre las 2 comunidades contrincantes, no había límite de participantes, ni de tiempo, la meta era llevar la pelota a su comunidad; utilizaban una rama de árbol, en forma de bastón para impulsar la pelota, de aquí se desprende su nombre natural: "Uarhukua", que en lengua Purhépecha significa, "Bastón".

 

También se realiza el temazcal, que son baños de vapor con su toque místico.

 

TOTOMOCHAPA

 

En esta enorme caverna se celebra año con año el "Tlazokamate" o "Xochitlalis" rito ancestral donde con danzas y cantos prehispánicos se agradece a la Madre Tierra (Nana Tonantzin) por los beneficios recibidos durante el año, además de que también se le pide que el presente ciclo agrícola sea bueno en su cosecha.

 

Incienso, frutos, granos de la tierra hasta un guajolote son ofrendados a los cuatro puntos cardinales, expresando así una petición a los dioses para que el siguiente ciclo agrícola se tenga igual o mejor cosecha, para el beneficio de los pobladores.

 

La fiesta da inicio con la procesión de los danzantes y el ritual, para seguir con danzas prehispánicas que son presenciadas por los asistentes, sin faltar las tradicionales limpias que hacen médicos tradicionales o curanderos a propósito de recargar energías y sacar las malas vibras, entre incienso, hierbas y todo lo necesario para librarse de cargas negativas.

 

Por la tarde da inicio un convivio con algunos bailes populares, por lo  que la fiesta de las cuevas concluye entrada la madrugada.

 

En toda el área se alinean cientos de casas de campaña, donde la mayoría de los asistentes pasan la noche.

 

 

 

POPOCATL

Agua que humea

 

Un sumidero de gran atractivo con aproximadamente 80 metros de profundidad, donde un río se precipita al interior formando una hermosa cascada de 80 metros con un amplio lago interno. Al entrar la luz del día, con el vapor de agua que desprende la cascada se producen unos efectos de arco iris que, junto con la cerrada vegetación que cubre las paredes del sótano, provocan una visión realmente espectacular y majestuosa.

 

En tiempo de lluvia ese sótano se cubre totalmente formando un impresionante remolino, y el agua cruza y continúa su cauce por el lecho del río que en otras épocas está seco.

 

El sumidero del río Popocatempa se localiza al norte de Zongolica, a 10 km de distancia por una carretera en construcción, en medio del camino hacia el oriente de la Sierra, en los límites del municipio y Naranjal. Es posible llegar desde Córdoba, por Coetzala o por autobús mismo que se toma en la central de autobuses, a Totomochapa. En este lugar se practica la espeleología. Es visitada por personas de todo el mundo. Hay guías que le acompañarán profesionalmente a los atractivos de la zona.

 

"Un penacho de niebla elevándose a más de 40 metros, y un chorro de agua cargado de lodo, piedras y troncos que caían dentro de uno de los abismos más formidables con los que me he topado durante toda mi vida de espeleólogo", relata Philippe Ackermann*. "Así se presentó ante mí el sumidero de Popocatl durante un mes de julio, cuando las lluvias inundan día con día la Sierra de Zongolica. En su boca de 45 metros de diámetro se precipita una impresionante cascada de 70 metros de altura, cuyo aspecto sobrepasa a la imaginación. Dos meses después, en septiembre, la temporada de lluvias llega a su apogeo y el río llena furiosa y totalmente el sótano, para después derramarse por el valle hacia otros sumideros de menor importancia".

 

*Philippe Ackermann y Genevieve Rouillon, pareja de espeleólogos franceses que contaron su aventura a la revista "México Desconocido" de octubre de 1981.

 

El Atlizcatl, (Río Blanco,) al decir de Motolinia nace en Atzompa, (Cabeza de agua,) y recibe entre otros los escurrimientos de las montañas de Tequila que afloran al nivel del valle de Orizaba, entre ellos los del Popocatempa. (En la ribera de las aguas vaporosas), que marca la frontera entre Tequila y Zongolica. Cada uno de los asentamientos humanos establecidos en la vertiente oriental, tiene a la mano, cuando menos, una corriente de agua; pero en tiempo de secas ésta escasea.

 

 

 

SelaromDesign  ®2015 Marcelo Morales Torres